Dante – Abuelo (Letra)

 

«Dante – Abuelo (Letra)»
 Lágrimas caen, reflejan mi dolor
Que ya te fuiste a un lugar mucho mejor
Ya no sufres por nada, ya no tienes miedo
Que sé que me proteges y me cuidas desde el cielo

Y ahora no estás y he podido valorar
Todo lo que te he querido y no he sabido dar
Y es tu ausencia… la que me ha hecho ser más fuerte
Estés donde estés te deseo tanta suerte

Ahora estas palabras dedicadas sólo a ti
Comprueba desde arriba que logré ser un mc
Mi meta en la vida es que estés orgulloso
Y sería maravilloso que lo estuvieses de mí

Le pido a Dios que te cuide con cautela
Que le de toda la fuerza del mundo a mi abuela
Saco fuerzas de flaqueza y las vuelvo a recobrar
Sentimientos y momentos que me vuelven a abordar

Volver a recordar ya no cambiará las cosas
Los planes nunca salen como tú los determinas
Que la vida no va a ser siempre un camino de rosas
Y eso que por más que andas se te clavan sus espinas

¿Qué más dará si esta vida es tan injusta?
¿Qué más dará si lo que hay nunca nos gusta?
Ya sólo me queda asumir la realidad
Y gracias a mis hermanos lo hice con facilidad

Pasan los días, te sigo echando de menos
Tantos momentos y la mayoría tan buenos
Imposibles de olvidar, se marcaron como fuego
Y me alegra saber que encontraste aquel sol ciego

Sé que me ves, sé que puedes escucharme
Sé que ahora sonríes y no dejas de apoyarme
Allá en la distancia, donde quiera que estés
Sigo fuerte… abuelo sabes que no fallaré

Veré cómo tu imagen permanece en mi memoria
Guardo los detalles, no se pierden en la historia
Siento que estás lejos, aun así estás presente
No estás aquí ahora, pero vas siempre en mi mente

Recuerdo de pequeño cuando con todo tu empeño
Me querías y sabías que yo era un niño risueño
Y un día te irías, dime quién me lo diría
Sigo fuerte, abuelo, siempre firme, es lo que te enseño

Siento un gran vacío cuando te recuerdo a veces
Versos tan sentidos porque tú te los mereces
Por haber ido conmigo cuando subía peldaños
Por hacerme tan feliz estos diecinueve años

Solamente necesito la sonrisa de los míos
Las mismas que tú veías cuando éramos más críos
Tengo fuerza de sobra, sé cómo lo afronto
No es un ‘adiós’ (no) es un ‘hasta pronto’

Y sé que todo esto no ha podido ser en vano
Sé que llegaste, abrazaste a tu hermano
Aunque ahora estás contento, sin penas, ni sufrimiento
Y volaré con desconcierto hasta poder tocar tu mano

A mi familia: simplemente recordad
Que siempre que nos quiso, nos quiso de verdad
Pude dedicarle esto cuando parecía incapaz
Sólo porque al fin estás descansando en paz…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *